La reforma del Estado: lo prioritario y lo urgente

27/08/2019

Por Carlos Anderson

La crisis de la pol铆tica鈥攎ediocre hasta en su narrativa, con actores enfrentados por nimiedades鈥攈a despertado los 谩nimos de todos aquellos que鈥攑or razones, sobretodo, de car谩cter ideol贸gico鈥攂uscan reemplazar la actual Constituci贸n por una que 鈥渇ortalezca el papel del Estado鈥.

Ciertamente la actual constituci贸n requiere cambios鈥攁lgunos urgentes y hasta prioritarios鈥攃omo la reforma pol铆tica y la reforma judicial, pero de all铆 a proponer una nueva Constituci贸n como salida a la crisis de la pol铆tica hay un salto cu谩ntico y pone de manifiesto una lectura parcial (o parcializada) del problema.

La crisis pol铆tica es consecuencia directa de la mediocridad de nuestros pol铆ticos. Cambia el sistema y si no elegimos mejor, continuar谩 el actual estado de cosas. Un grado mayor de institucionalidad, partidos pol铆ticos realmente representativos, una m谩s clara demarcaci贸n del 谩mbito de acci贸n y responsabilidad de cada poder del Estado鈥攖odo esto ayudar谩, en el tiempo, pero no nos asegurar谩 la presencia de verdaderos hombres de Estado al frente de los destinos del pa铆s. Para ello har谩 falta mucha paciencia, mucha educaci贸n c铆vica, y una nueva generaci贸n de peruanos comprometidos con el futuro del pa铆s.

Lo urgente e importante no va por ah铆. Lo verdaderamente urgente e importante es repensar el Estado peruano, habitado por un mill贸n y medio de personas cada vez m谩s enredadas en un laberinto de normas que constituyen una r茅mora para el desarrollo del pa铆s.

芦La crisis pol铆tica es consecuencia directa de la mediocridad de nuestros pol铆ticos. Cambia el sistema y si no elegimos mejor, continuar谩 el actual estado de cosas禄.

Repensar el Estado peruano鈥攅n sus tres niveles, nacional, regional y municipal鈥攊mplica atreverse a pensar lo inimaginable, a buscar elementos de comparaci贸n sin prejuicios, con criterios de eficiencia. Preguntarse, por ejemplo, cu谩l debe ser el papel del MEF en el siglo XXI. 驴No ser铆a m谩s eficiente tener un Ministerio de Hacienda鈥攄edicado, como el MEF actual鈥攁 velar por el buen uso de los dineros del Estado鈥攜 un Ministerio de las PYMES dedicado a convertirlas en PYMES inteligentes, de alta productividad, integradas al mundo, y generadoras de empleos formales con salarios eficientes y dignos? En este contexto, 驴cu谩l deber铆a ser el papel del Ministerio de Trabajo y Produce?

O preguntarnos 驴qu茅 hacer para que las 鈥渋slas de excelencia鈥 del BCR, la SBS, y el propio MEF, se conviertan en un continente de excelencia en todo el Estado peruano? 驴Revisar, cambiar, desaparecer de inmediato los contratos tipo CAS y las contrataciones 鈥減or terceros鈥 que en la pr谩ctica constituyen una pol铆tica de 鈥渟elecci贸n adversa鈥 que ahuyenta a los m谩s capaces y preparados empobreciendo la calidad promedio del capital humano en el Estado?

Qu茅, exactamente, hace tan dif铆cil o casi imposible contar con un verdadero Servicio Civil que evite el comportamiento n贸mada de decenas si no cientos de t茅cnicos expertos en gesti贸n p煤blica cada vez qu茅 hay cambio de ministros? 驴C贸mo aprovechar el capital humano forjado a un gran costo en el sector defensa鈥攃ientos si no miles de oficiales de todas las ramas con maestr铆as y doctorados pagados en su inmensa mayor铆a con recursos de todos los peruanos鈥攎ilitares que a los 40 o 50 a帽os migran al sector privado una vez que sus carreras alcanzan los l铆mites impuestos por la estructura jer谩rquica t铆pica de las instituciones castrenses?

驴Tiene sentido que una instituci贸n como la oficina del Primer Ministro (PCM) encargada de la coordinaci贸n de las pol铆ticas del gobierno y de actuar como principal representante pol铆tico del ejecutivo, tenga bajo su responsabilidad un total de 19 instituciones tan variopintas como los bomberos, Ceplan, SERVIR, Devida, Concytec, etc., etc., etc. 驴Qu茅 pas贸 con la idea de tener un Centro de Gobierno, conformado por Ceplan y el INEI, adscrito a la PCM y con Unidades de Seguimiento (Delivery Units) con mandatos claros e institucionalizados?

En fin, lo prioritario y urgente es comenzar a preguntarnos c贸mo dise帽amos un Estado moderno, capaz de impulsar el crecimiento y el desarrollo en el mundo globalizado y ultra competitivo del Siglo XXI. Sin ideas que valgan la pena cualquier cambio en la constituci贸n actual o incluso una nueva constituci贸n ser谩n letra muerta en la b煤squeda del progreso y el bienestar