La Junta de Resoluci贸n de Disputas

17/01/2020

Por Christian Guzm谩n Napur铆 *

La Ley de Contrataciones con el Estado incorpor贸 una novedad en la resoluci贸n de controversias durante la ejecuci贸n contractual.聽 Dicha norma establece en su art铆culo 45 que las partes pueden recurrir a la Junta de Resoluci贸n de Disputas (dispute boards) en las contrataciones de obras, de acuerdo al valor referencial y dem谩s condiciones previstas en el reglamento, siendo sus decisiones vinculantes.

La finalidad de este mecanismo es solucionar las controversias de una manera que ser铆a m谩s eficiente [1], de tal manera que se privilegie la ejecuci贸n de la obra. Para ello, la Exposici贸n de Motivos de la Norma [2] establece que emplearse en obras de especial importancia, en donde ello se justifique, teniendo adem谩s un efecto vinculante.聽 El acotado documento refiere correctamente que este mecanismo se emplea en otros pa铆ses, sin se帽alar sin embargo si ello ha generado resultados eficientes.

Aplicaci贸n de la Junta de Resoluci贸n de Disputas

Asimismo, se establece en la Ley que, en los casos en que resulte de aplicaci贸n la Junta de Resoluci贸n de Disputas, pueden ser sometidas a esta todas las controversias que surjan durante la ejecuci贸n de la obra hasta la recepci贸n total de la misma. Un primer aspecto a se帽alar es que este mecanismo se emplea de manera integral en el marco de la ejecuci贸n de la obra, no siendo de aplicaci贸n en controversias posteriores a la culminaci贸n de la relaci贸n contractual.

La Ley prescribe adem谩s que las decisiones emitidas por la Junta de Resoluci贸n de Disputas solo pueden ser sometidas a arbitraje dentro del plazo de treinta (30) d铆as h谩biles de recibida la obra.聽 Es decir, la Junta no constituye un mecanismo que sustituya al arbitraje sino m谩s bien lo complementa, funcionando como una especie de v铆a previa.

En consecuencia, se establece en la Ley que las controversias que surjan con posterioridad a la recepci贸n de la obra pueden ser sometidas directamente a arbitraje dentro del plazo de treinta (30) d铆as h谩biles conforme a lo se帽alado en el Reglamento.聽 Ello dado que este mecanismo previo ya no puede emplearse una vez que la obra ha sido recibida.

Lo se帽alado por el Reglamento

Ahora bien, el Reglamento, en su art铆culo 243 y siguientes, contiene una importante regulaci贸n de este mecanismo de soluci贸n de controversias.聽 En primer lugar, lo relativo a los montos que implican su empleo.聽 As铆, se establece que, de no haber sido pactado en el contrato original, las partes pueden acordar incorporar a la cl谩usula de soluci贸n de controversias del contrato que las soluciones de estas est茅n a cargo de una Junta de Resoluci贸n de Disputas en aquellos contratos de obra cuyos montos sean iguales o superiores a cinco millones con 00/100 Soles (S/ 5 000 000,00), siendo esta incorporaci贸n obligatoria para contratos cuyos montos sean superiores a veinte millones con 00/100 Soles (S/ 20 000 000,00).

Asimismo, en cuanto a su administraci贸n, la norma precept煤a que todas las Juntas de Resoluci贸n de Disputas que ejerzan funciones en el 谩mbito de la Ley y el Reglamento son administradas por un Centro que preste servicios de organizaci贸n y administraci贸n de las mismas, siendo que mediante Directiva se establecen los requisitos que cumplen dichos Centros.

Adem谩s, en cuanto a la designaci贸n de miembros se establece que cuando la Junta de Resoluci贸n de Disputas est茅 integrada por un (1) solo miembro, este es un ingeniero o arquitecto con conocimiento de la normativa nacional aplicable al contrato, as铆 como en contrataciones del Estado. En caso est茅 integrada por tres (3) miembros, el Presidente cuenta con las mismas calificaciones que se exigen para el miembro 煤nico de la Junta de Resoluci贸n de Disputas, siendo que los dem谩s miembros son expertos en la ejecuci贸n de obras.聽 Aqu铆 encontramos una importante diferencia con la conformaci贸n de los tribunales arbitrales, donde el presidente necesariamente debe ser abogado.

La norma adem谩s regula las actividades que realiza la Junta, estableciendo la regulaci贸n de sus procedimientos, las obligaciones de sus miembros, destacando la probidad y la buena fe; regulando adem谩s los honorarios y gastos de los miembros de la Junta de Resoluci贸n de Disputas y retribuci贸n que debe percibir el Centro se帽alado l铆neas arriba.

En cuanto a la obligatoriedad de las decisiones se establece que son vinculantes y de inmediato y obligatorio cumplimiento para las partes desde su notificaci贸n, desde el vencimiento del plazo para su correcci贸n o aclaraci贸n, o una vez corregida o aclarada la decisi贸n, de ser pertinente; siendo que ninguna autoridad administrativa, arbitral o judicial puede impedir el cumplimiento de las decisiones que emita la Junta de Resoluci贸n de Disputas.

Un tema de especial relevancia son los aspectos relativos al sometimiento a arbitraje de las decisiones de la Junta.聽 As铆, el Reglamento prescribe que el agotamiento del procedimiento ante la Junta de Resoluci贸n de Disputas, cuando este mecanismo haya sido pactado, es un presupuesto de arbitrabilidad, para los temas sometidos a su competencia.

As铆, la Junta de Resoluci贸n de Disputas constituye un mecanismo adicional de resoluci贸n de controversias que se dirige a generar una mayor eficiencia en la ejecuci贸n de obras de gran envergadura.聽 De hecho, conforme lo dispuesto por la Decimo Novena Disposici贸n Complementaria Final del Reglamento este mecanismo se emplea a partir del presente a帽o, estando a la expectativa de los resultados que se generen.

[1] Sobre el particular: ESQUIVEL LAS HERAS, Richard Javier 鈥 鈥淟a junta de resoluci贸n de conflictos como novedad en la Ley N.掳 30225鈥.聽 En: Actualidad Jur铆dica, Tomo 249.聽 Lima: Gaceta Jur铆dica, agosto 2014, p. 21-22.

[2] Exposici贸n de Motivos de la Ley N.掳 30225, p. 59.

 

* Columnista invitado. Mag铆ster en Derecho con menci贸n en Derecho Constitucional. Abogado por la Pontificia Universidad Cat贸lica del Per煤.