La chispa de la gesti贸n

Lleg贸 la hora de un shock de gerencia p煤blica

19/09/2019

Por Arturo Granados

Los cr谩neos privilegiados para todas las pedradas son la gesti贸n directiva y la descentralizaci贸n

El 2018 [1] se dej贸 de comprar 215 millones de soles en medicamentos del presupuesto disponible. No se ejecutaron 214 millones del programa materno neonatal y m谩s de 870 millones de inversi贸n en salud. En educaci贸n, no se ejecutaron 1,572 millones de inversi贸n y 490 millones en bienes y servicios. Sin convertir la ejecuci贸n presupuestal en un fetiche es necesario se帽alar gastar es un indicador elemental de gesti贸n, en atenci贸n a las enormes necesidades p煤blicas.聽聽 驴Por qu茅 no se logra el m铆nimo elemental de la ejecuci贸n presupuestal en la gesti贸n sectorial y regional? Y 驴Por qu茅 los resultados deseados de las pol铆ticas sectoriales y de la prestaci贸n de servicios no se alcanzan?

Cuatro grandes esferas pueden contener la explicaci贸n 聽del problema: (i) La idoneidad y efectividad de la gerencia p煤blica. Hoy en contraposici贸n a lo razonable vivimos el devastador efecto de la alta rotaci贸n de directivos, desde ministros y viceministros, pasando por directores generales y ejecutivos en los diferentes niveles de gobierno, con la consiguiente falta de pericia. (ii) Las reglas administrativas y presupuestales de la gesti贸n p煤blica. (iii) El temor o miedo a las acciones de control que incrementa el riesgo de sanciones, inhabilitaciones y c谩rcel. (iv) La incertidumbre pol铆tica que quita horizonte y motivaci贸n a los gestores p煤blicos. Sin contar con la consuetudinaria presi贸n pol铆tica. La gerencia p煤blica es una actividad de alto riesgo, hoy m谩s que nunca.

Este art铆culo se centra en la esfera de la gerencia p煤blica como uno de los factores explicativos del limitado desempe帽o del sector p煤blico en su conjunto. Un problema que venimos arrastrando muchos a帽os es la ausencia de implementaci贸n de una pol铆tica sostenida y fuerte de profesionalizaci贸n de la funci贸n directiva. Cada inicio de gobierno o gesti贸n ministerial trae una alta renovaci贸n de cuadros directivos, lo que imposibilita la acumulaci贸n e incrementa el riesgo de incapacidad. Particularmente, es urgente conformar y desarrollar un cuerpo directivo de autoridades regionales de salud y educaci贸n para la implementaci贸n de pol铆ticas sectoriales y prestaci贸n de servicios en todo el territorio nacional, incluyendo Lima Metropolitana.

Las preguntas clave [2] son 驴d贸nde se requiere gerencia p煤blica profesional de salud y educaci贸n?, 驴Para qu茅 resultados?, 驴Cu谩ntos directivos necesitamos?, 驴D贸nde lo buscamos? Y 驴En qu茅 horizonte de tiempo vamos a lograrlo?

En el Congreso existe el Proyecto N掳 2034-2017-CR que busca dar respuesta a este viejo problema, regulando el proceso de conformaci贸n del cuerpo directivo regional de salud y educaci贸n en las siguientes etapas: (i) Selecci贸n de directivos, (ii) Definici贸n del marco de responsabilidades y sistema de evaluaci贸n, (iii) Definici贸n del contrato de gesti贸n de resultados, (iv) Fortalecimiento del desempe帽o, y (v) Evaluaci贸n y remoci贸n.

El proyecto no altera las normas de la descentralizaci贸n 鈥揅ap铆tulo de Descentralizaci贸n de la Constituci贸n, Ley de Bases, ni Ley Org谩nica de Gobiernos Regionales- sino que establece el proceso y los perfiles de competencias de los directivos sectoriales a nivel regional bajo una conducci贸n tripartita de los sectores involucrados (Salud y Educaci贸n), la Autoridad Nacional del Servicio Civil y los Gobiernos Regionales.

La naturaleza de los directivos se mantiene como personal de confianza y libre remoci贸n, combinando la confianza con la meritocracia, bajo un marco regulado, creando la puerta de entrada para el servicio profesional de directivos sectoriales a nivel regional. Recordemos que los gobernadores son autoridades pol铆ticas electas y requieren personas capaces y de su confianza, y sin quitarle prerrogativas, necesitan respetar perfiles de competencias para que asegurar los resultados que tambi茅n a ellos les dar谩n valor pol铆tico.

Hag谩mos un favor: abandonemos las respuestas f谩ciles, como echarle la culpa a secas a la 鈥渕ala gesti贸n鈥 o tirarle una piedra al cr谩neo favorito de las pedradas, la descentralizaci贸n. La chispa de la gesti贸n est谩 en la funci贸n directiva. No hay forma de encenderla sin voluntad y entereza pol铆tica, un marco normativo expl铆cito, estrategia clara y progresiva, constancia de prop贸sito ante los embates de la resistencia[3]聽 y claridad en los objetivos de pol铆tica sectorial y territorial.聽 Hay que pagar el precio. Si no lo hacemos seguiremos arrojando piedras de manera in煤til y necia.

[1] Estas cifras provienen de la 鈥淐onsulta amigable MEF鈥 sobre ejecuci贸n presupuestal de los tres niveles de gobierno en salud y educaci贸n.

[2] Basado en Documento de trabajo N掳 3. DIRECCI脫N P脷BLICA PROFESIONAL EN SISTEMAS COMPLEJOS. La experiencia de Gerentes P煤blicos en el sector salud. SERVIR. 2018. P谩gina 75.

[3] Preguntar a Fernando Cill贸niz, ex gobernador de Ica.