En el camino

18/09/2020

Por Juan Manuel Robles

Entre los numerosos problemas que se han vuelto m谩s evidentes a ra铆z de la pandemia ocasionada por el COVID19, se encuentran aquellos relacionados con las cadenas de suministro (supply chain).

As铆, la necesidad de poder contar con determinados productos (principalmente vinculados al sector salud), gener贸 que las personas presten especial importancia al proceso de no s贸lo contar con un determinado proveedor, sino de observar la cadena de suministro.

Al respecto, ya existen diversos an谩lisis que han mostrado su preocupaci贸n relacionada con este aspecto y su impacto en los efectos post-covid (por ejemplo: https://www.newyorker.com/news/q-and-a/the-coronavirus-crisis-will-lead-to-catastrophic-hunger).

En este sentido, se requiere catalogar a las cadenas de suministro como servicios esenciales, a fin de que se pueda asegurar que los bienes puedan llegar a su destino cumpliendo tres objetivos esenciales: (i) oportunidad; (ii) con un adecuado cuidado a su inocuidad; y, (iii) con el menor costo posible.

Para estos efectos, es imperativo analizar cada paso de la cadena de suministro y asignarle una funci贸n, as铆 como una valorizaci贸n en funci贸n a su exposici贸n al riesgo. Ello determinar谩 que se puedan identificar los puntos m谩s vulnerables de dicha cadena y poder implementar medidas de respaldo a dichos puntos.

Asimismo, resulta esencial impulsar dos (2) caracter铆sticas ya indicadas por diversos especialistas: (i) la innovaci贸n y (ii) fomentar la digitalizaci贸n.

Ambas caracter铆sticas permitir铆an poder monitorear en mejor medida todo el devenir de la cadena de suministro (desde lo que sucede en la planta hasta su efectiva distribuci贸n) [1].

En efecto, la tecnolog铆a resulta un aliado vital para las actividades empresariales, y m谩s a煤n en tiempos como este. Por medio de softwares, los agentes econ贸micos pueden administrar su cadena log铆stica; lo cual debe ser aprovechado no s贸lo por los privados, sino tambi茅n por el sector p煤blico.

Sobre la base de dichas herramientas podr铆a, a su vez, enfocarse en los siguientes objetivos ya indicados en diversos reportes de las Naciones Unidas: 鈥淟a diversificaci贸n de mercados de exportaci贸n, la articulaci贸n de encadenamientos productivos mediante inversiones en infraestructura, en conocimiento y su aplicaci贸n en actividades productivas鈥 [2].

Adicionalmente a ello, debe revisarse la regulaci贸n con relaci贸n al transporte (desde los tiempos de conducci贸n y descanso de transportistas, hasta la carga fiscal para empresas de transporte de carga, pasando por procesos expeditivos para poder iniciar labores de log铆stica). Dentro de dicha revisi贸n, debe priorizarse, entre otros, lo siguiente:

(i) Acuerdos para definir protocolos de bioseguridad respecto al comercio internacional.

(ii) Mejores protocolos de inspecci贸n de productos.

(iii) Agilizar los procesos relacionados al comercio internacional.

(iv) Facilitar las transacciones de comercio electr贸nico.

Las medidas antes indicadas resultan no s贸lo son 煤tiles para que los productos necesarios lleguen a la poblaci贸n y para mejorar nuestra alica铆da econom铆a; sino que tambi茅n ofrecer铆an una herramienta para poder competir en mejores t茅rminos con otros terminales.

En efecto, de acuerdo con el informe denominado 鈥淟os efectos del COVID-19 en el comercio internacional y la log铆stica鈥 emitido por la Comisi贸n Econ贸mica para Am茅rica Latina y el Caribe (CEPAL) [3], podemos observar lo siguiente con relaci贸n a la variaci贸n interanual del volumen de mercanc铆as transportadas por cami贸n:

Dicha disminuci贸n se explica de acuerdo con la CEPAL por: (i) la menor actividad econ贸mica y la paralizaci贸n de sectores vinculados a la construcci贸n, el turismo, el transporte de combustibles y las autopartes; (ii) a que los tiempos de carga, descarga y tr谩nsito se han incrementado debido a medidas como el establecimiento de barreras sanitarias en los principales corredores de transporte; y, (iii) problemas de facilitaci贸n de procesos, desconocimiento de protocolos de tr谩nsito o la restricci贸n de los plazos de permanencia de conductores extranjeros en cada pa铆s.

En este sentido, identificar correctamente los puntos en los que nuestra log铆stica es vulnerable, resulta vital para corregir los mismos, as铆 como apostar por mejoras tecnol贸gicas en este proceso.

Ello permitir谩 que no s贸lo la econom铆a mejore, sino que los productos tengan un mejor y mayor acceso a la poblaci贸n; lo cual resulta vital en escenarios como el presente.

Despu茅s de todo, parafraseando al escritor Jack Kerouac, 鈥渓a log铆stica, eventualmente, deber谩 permitir que se llegue al mundo entero鈥.

[1] Para mayor informaci贸n: https://www.weforum.org/agenda/2020/05/this-is-what-global-supply-chains-will-look-like-after-covid-19/

[2] Disponible en l铆nea en: https://news.un.org/es/story/2020/06/1476442

[3] Disponible en l铆nea en: https://repositorio.cepal.org/bitstream/handle/11362/45877/1/S2000497_es.pdf